viernes, 27 de enero de 2017

Mantener es tan importante como inaugurar.


En la parte alta de nuestro municipio hay una zona que me gusta especialmente para pasear: Se trata del trazado del antiguo ferrocarril minero que iba desde La Orconera hasta Luchana: La via de la Orconera de toda la vida , que fue objeto hace unos años de una rehabilitación importante (aunque inacabada) y que ha dejado entre Cadegal y algo mas alla de Durañona, un tramo de bidegorri y pista de paseo delicioso.

Ocurre en este entorno, como en tantas otras  cosas, que por un lado hay un fortisimo desequilibrio entre la inversion inicial y el necesario cuidado ciudadano y el mantenimiento de lo realizado.

Si en los primeros años la presencia del ganado incontrolado y la mala gestion del monte hicieron que la tasa de supervivencia de la enorme plantacion de arbolado realizada no haya llegado a fecha de hoy al  45% , de un tiempo a esta parte esta empezando a resentirse tambien el vallado , fruto de la putrefaccion de la madera colocada, y el rascado en ella del ganado vacuno y caballar.

El  descuido llama a que luego algunas personas añadan a esto su particular impronta.

Mantengamos mejor y no dejemos que este proceso avance.